Pulsa "Enter" para saltar al contenido

BDSM y Shibari

BDSM

¿Qué sentido tendría mi rincón sexual en la red sin hablar de BDSM? Como todo lo citado hasta ahora, lo haré de forma distinta, poco a poco, que las cosas cuanto más lentas y con más cariño las saboreamos, más nos gustan.

sumision bdsm

BDSM no es más que una manera de citar una serie de prácticas sexuales, de forma muy común, como sexualidad extrema convencional. Para entenderlo mejor, desglosaremos las siglas:

B: Bondage

D: Disciplina y Dominación

S: Sumisión y Sadismo

M: Masoquismo

bdsm esposas

Seguro que habéis visto más veces algunas de estas prácticas, como ciertas prácticas fetichistas que se convierten en juego de rol, donde cada parte asume un papel (maestro/a-alumno/a, doctor(a)-paciente, niñero/a-bebé, etc.). Podríamos seguir con una larga lista, los fetichistas del cuero, de los tacones… Pero todas estas actividades englobadas en el BDSM tienen un punto en común: Erotic Power Exchange (EPE o Intercambio Erótico de Poder), esto quiere decir que se establece un consenso, unas reglas básicas antes de realizar cualquier actividad, se establece una parte dominante o activo y otra de sumisa o pasiva.  Durante el tiempo que se están realizando estas actividades (este intercambio de poder) tienen gran importancia esas reglas básicas de las que hemos hablado, sirven para garantizar el consenso y libre voluntad (SSC o sano, sensato y consensuado).

Historia del BDSM

Podríamos decir que el BDSM tiene escasas décadas, y fue propulsada por diferentes grupos activistas homosexuales en EEUU e Inglaterra, tratando de crear un mismo espacio subcultural para actividades hasta ese momento bien distintas, como la Dominación, el Bondage, el Fetichismo o el Sadomasoquismo.  Dado que BDSM engloba varios términos, no podemos más que buscar el inicio de su acrónimo.

bondage

El término BDSM aparece por primera vez en abril de 1991, en torno al foro de noticias por Internet denominado alt.sex, como la yuxtaposición de dos abreviaturas contrapuestas, BD (bondage y dominación) y SM (sadomasoquismo), que en realidad se habían creado, precisamente, para distinguir del sadomasoquismo (que gozaba de una conocida mala imagen) a las “otras” aficiones. Si quieres saber más sobre el BDSM visita barcelonasexshop.net

SHIBARI, EL ARTE DE LOS ENCORDAMIENTOS

No hay mayor placer que la mezcla entre arte y erotismo. Es placentero tanto visualmente como en las excitantes sensaciones que llegan a emerger en tu interior. ¿Por qué? En mi opinión cuando un artista está creando libera su alma, parte de su ser renace en su obra. Pues ahora imaginaos eso en vuestras relaciones sexuales, la conclusión es el éxtasis. Un éxtasis provocado por un cúmulo de sensaciones, placeres excitantes que nos ofrece lo carnal al unirlo al yo interior, dejándolo fluir con total libertad.

bondage shibari

Toda esta reflexión puede ser aplicable a diferentes artes eróticas, dado que algunas de ellas consiguen unir el yo interior con los placeres carnales. En este caso hablaremos del shibari. Para quien no lo conozca que no se asuste, veremos cómo surgió y en lo que se ha convertido actualmente, cosa que nos llevará a entenderlo mucho mejor.

Para hacernos una idea podríamos asemejar el shibari al bondage. El bondage (del inglés bind, maniatar) podría definirse como cualquier práctica sexual que priva de movimiento, por medio de amarres, esposas o encordamientos y en el cual se puede llegar a utilizar mordazas. Se puede llegar a concluir que forma parte de las prácticas BDSM, dado que cumple alguna de sus características como son la dominación y la sumisión. Ahora bien, el shibari  tiene un punto en común con el bondage, los encordamientos, pero también una gran diferencia, ya que en el shibari no es imprescindible que la persona sea totalmente inmovilizada. Tras asimilar este arte japonés de encordamientos con la práctica occidental del bondage llega la hora de profundizar en el mundo del shibari.

shibari

 

Este arte oriental no comenzó precisamente con la búsqueda de la belleza o el erotismo, sino que fue creado como una tortura y como forma de apresamiento de presos. Una técnica muy sutil y codificada de tortura y apresamiento de prisioneros, únicamente podía ser enseñada y ejecutada por un guerrero samurai, construyéndose siempre por etapas: primero se inmovilizaba el tronco, luego nalgas y vientre, y finalmente se inmovilizaba el cuerpo en su conjunto.

¿Queréis saber más? Próximamente profundizaremos más en su historia y en el arte de los encordamientos.

Si quieres comprar productos para tus prácticas BDSM te recomendamos que visites esta tienda erótica.

Los comentarios están cerrados.